El tiroides

El tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa situada por debajo de las cuerdas vocales, enfrente de la vía aérea principal (tráquea).

Normalmente hay cuatro glándulas paratiroides pequeñas detrás del tiroides, cerca de las cuerdas vocales. A pesar de su pequeño tamaño, el tiroides es extremadamente importante, ya que produce y almacena hormonas esenciales que pasan al torrente sanguíneo cuando es necesario. Estas hormonas se encargan de activar muchos procesos importantes del cuerpo para mantenerlo activo. Cuánto mejor funciona el tiroides, mayor es la repercusión sobre el nivel de energía y bienestar de las personas.

Las hormonas tiroideas y sus funciones clave

  • Efectos sobre la actividad cardíaca y la tensión arterial
  • Regulación de la energía (Endocrinología)
  • Transformación de los carbohidratos, lo cual es necesario  para tener un nivel adecuado de insulina
  • Reducción del nivel de colesterol
  • Efectos sobre la fuerza muscular
  • Regulación de los minerales que afectan a la salud de los huesos

Función tiroidea

Las dos hormonas tiroideas principales son la T3 (triyodotironina) y la T4 (tiroxina o tetrayodotironina). El tiroides obtiene de la sangre el yodo que necesita para segregar estas hormonas. Las hormonas tiroideas están almacenadas y pasan al torrente sanguíneo cuando es necesario, que las transporta a los órganos pertinentes. Estas hormonas afectan a muchos sistemas del organismo, incluyendo el  aparato circulatorio, metabolismo lipídico, glándulas sudoríparas y actividad del riñón e intestino. Además, la T3 y T4 son principalmente responsables de los procesos de crecimiento y consumo de energía.