Causas

No se conoce con seguridad qué es lo que desencadena el cáncer de tiroides.

Pero sí se tiene constancia de que los antecedentes familiares de cáncer de tiroides y/o la exposición a la radiación, sobre todo en la infancia, se asocian a un aumento del riesgo.

La irradiación Cadenas de rayos X en la zona de la cabeza y cuello, especialmente durante la niñez y adolescencia, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides. Las personas que han estado expuestas a altos niveles de radiación, p. ej., después de una catástrofe en un reactor nuclear, también presentan un riesgo mayor de desarrollar cáncer de tiroides. En esta situación, el riesgo de cáncer aumenta cuanto más altas son las dosis de exposición a la radiación (los niños y adolescentes son especialmente vulnerables).

La falta de yodo durante un extenso periodo de tiempo puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides. Los pacientes que presentan un aumento del tamaño del  tiroides (bocio), a causa de una falta de yodo especialmente durante un periodo de tiempo extenso, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de tiroides.