Vida cotidiana

  • Si se queda embarazada o quiere quedarse embarazada, deberá consultarlo con su médico, quien le aconsejará seguir las directrices locales.

    Según las directrices aplicables al Reino Unido, debe usar preservativo durante los siete días posteriores al tratamiento con yodo radioactivo y un anticonceptivo fiable durante los siguientes 6 meses antes de intentar quedarse embarazada. Se recomienda a los hombres que no engendren ningún hijo al menos durante los 4 meses posteriores al tratamiento.

    Es importante evitar dar el pecho mientras se recibe el tratamiento con yodo radioactivo. La recomendación general es interrumpir la lactancia 6-8 semanas antes del tratamiento y no reanudarla a continuación.

    Su médico le controlará más seguidamente de lo habitual porque su cuerpo necesitará más hormona tiroidea a medida que avance el embarazo. Su médico ajustará la dosis de su terapia de sustitución de la hormona tiroidea según sea necesario. Además, se recomienda tomar un suplemento de yodo durante las primeras semanas del embarazo, ya que el embrión desarrolla una glándula tiroidea funcional solo después de las 12 semanas, aproximadamente.

  • Después de una tiroidectomía, es necesario recibir una terapia de sustitución hormonal de por vida. Si su terapia de sustitución hormonal se maneja de manera adecuada, podrá recuperar su estado físico por completo y volver a tener una vida normal siempre que tenga un estilo de vida saludable.